AireBeam G70La compañía de alimentación Sturm Foods desarrolla su actividad en Manawa, Wisconsin, donde dispone de un campus con múltiples edificios que albergan al personal administrativo y técnico de la empresa, así como las instalaciones de producción. El departamento de IT se encarga de asegurar que la red de comunicaciones corporativa esté disponible las 24 horas del día durante los siete días de la semana (24/7), pues sirve de soporte para el funcionamiento de diversas aplicaciones críticas en los procesos de la compañía.

Recientemente, dicho departamento recibió el aviso de las autoridades de Manawa que informaban del proyecto de construcción de una nueva carretera que cruzaría a través de las instalaciones de la compañía. Dado que las obras de construcción se desarrollarían muy cerca de las canalizaciones de fibra óptica de la red corporativa, un posible corte de la fibra provocado por los trabajos de las excavadoras tendría una gran repercusión en los sistemas de producción, haciéndoles perder una gran cantidad de dinero.

Sturm FoodsEn concreto, el punto más crítico de la red es un enlace de datos de alta capacidad y baja latencia entre dos edificios de la compañía. Después de estudiar posibles alternativas, y en base a los requisitos de este enlace que debe conectar dos routers Gigabit Ethernet, se optó finalmente por la instalación de un radioenlace de reserva de alta capacidad a frecuencias milimétricas.

La empresa encargada de suministrar los equipos fue LightPointe, que en su catálogo cuenta con los equipos AireBeamTM 1250-24 Gigabit Ethernet para la instalación de radioenlaces punto a punto full-duplex de alta capacidad (1,25 Gbit/s) y alta disponibilidad en la banda de 70 GHz, donde disponen de licencia a nivel nacional. El coste de dicha licencia es de tan solo unos cientos de dólares por enlace y por un periodo de 10 años, por lo que se trata de una solución viable económicamente.

Los edificios a enlazar se encuentran a una distancia de algo menos de 2 km, por lo que los equipos de radio podrían funcionar correctamente de acuerdo con las especificaciones del fabricante, teniendo en cuenta que Wisconsin se encuentra situado en la zona climática K. Sin embargo, cuando la empresa Fiber in Air, encargada de la instalación, realizó un análisis de la zona para determinar las mejores ubicaciones de las antenas en ambos edificios, determinó que no era posible obtener visión directa (LoS).

Esquema de instalación del radioenlace con repetidor.

A frecuencias tan elevadas como 70 GHz, un radioenlace NLOS no puede funcionar. Por ello, se estudiaron posibles lugares en los que instalar un equipo repetidor. Afortunadamente, se observó que la torre de agua de Manawa situada en una colina era el punto ideal para instalar el repetidor. Tras obtener los correspondientes permisos para la instalación del equipo repetidor en lo alto de dicha torre, se apuntaron las antenas de los equipos de radio situados en los extremos del radioenlace con dicho repetidor.

Repetidores en lo alto de la torre de Manawa.

Dado que los dos vanos eran de una distancia inferior (600 m y 1 km aprox.), se pudo escoger antenas de inferior tamaño (30 cm) por lo que se instalaron finalmente equipos AireBeamTM 1250-12. Tras conectar los equipos a la fibra, los routers de cada extremo se configuraron para ejecutar el protocolo de enrutamiento redundante OPSF (Open Shortest Path First).

En menos de una semana desde el comienzo de la instalación de los equipos, el sistema estaba en funcionamiento con parámetros de prestaciones incluso mejores que para el enlace de fibra previo. Las pruebas demostraron una latencia inferior para el enlace inalámbrico, y en caso de fallo el sistema conmutaba de forma prácticamente instantánea, con pérdidas inferiores a un paquete.

Vía | LightPointe

Un comentario para “Radioenlace de reserva para situaciones críticas”

  • 1
    Javier dice:

    Muy interesante. Soy profesor de un centro público y esta información viene muy bien para poner casos prácticos.
    Gracias por compartir el conocimiento